Esta clase combina lo dinámico con lo original: numerosas variantes que van sucediéndose durante Surya Namaskar así como varias posturas de equilibrio entre las que están Natarajasana en sus variantes I y II (Postura de Shiva, Dios de la Danza).