Práctica dedicada a la apertura del corazón, a abrirse a la gracia interna y desarrollar el amor dentro de nosotros mismos.