En la práctica de hoy la utilización de los soportes, en este caso las mantas, nos permite permanecer en Âsana y vivenciar los aspectos profundos de las mismas.