En esta clase te proponemos un Vinyasa en el que nos detendremos en cada postura para respirar y sentir la quietud. Trabajaremos la musculatura de los brazos en el plano inclinado y Bhujangasana; de las piernas en posturas de pie; y encontraremos espacio para relajarnos en Balasana.