Una práctica de Yoga Nidra en la que experimentarás una profunda relajación consciente, además de facilitar que tu conciencia se vaya retirando de los estímulos externos que nos llegan a través de los sentidos y te adentres en el estado de Pratyahara. La conciencia se va dirigiendo hacia el interior para conocerse a sí misma. El uso de tu afirmación personal (sankalpa) tiene durante la práctica suma relevancia, al estar el subconsciente en condiciones muy receptivas. La visualización te permitirá traer al plano consciente aspectos que permanecen almacenados en el subconsciente, y en este caso la visualización del maestro interior te puede ayudar a conectar con tu conciencia intuitiva.