Sobre el Yoga

EL YOGA

es el cultivo
del equilibrio,
la armonía,
la ecuanimidad

Yoga es un camino universal para que el ser humano pueda aflorar sus potenciales internos. El Yoga es meditación, interiorización y presencia; está directamente relacionado con la respiración, es decir, con la existencia y la propia capacidad de dar sentido a la vida. El Yoga ayuda a reencontrarse y a reforzar y transformar a las personas a nivel físico, mental, emocional, humano y espiritual.

La practica de Hatha Yoga que propone la Escuela Internacional de Yoga, integra lo mejor de cada estilo adaptando la técnica a las características del practicante. El estado meditativo es el pilar de las propuestas de la EIY. Se fomenta con las pautas que focalizan la atencion en la respiracion, en calmar la mente y en hacer de la practica con el cuerpo una vivencia consciente y sensible.

La EIY ofrece un Yoga de gran conciencia y precisión que respeta el nivel del alumno, su estado psicofísico, sus capacidades y su proceso.

Engloba una serie de técnicas cuyo fin es el cultivo de la atención mental y la armonía interior para así, llegar al pleno desarrollo del propio potencial y poder comenzar el proceso de transformación de la conciencia.

La Meditación tiene efectos inmediatos sobre la persona ya que ayuda a superar los apegos y despierta claridad y lucidez mental. Como consecuencia, la persona comienza a estar más abierta y tranquila, lo que le permite vivir la propia vida de una manera consciente y renovada.

La Meditación cambia la actitud de las personas ante la vida, las relaciones o su destino. Se va tornando más consciente de cada momento en la vida cotidiana o de cada sensación del cuerpo o de los pensamientos que atraviesan y viven en su mente. La Meditación ayuda desechar los vicios o patrones comportamentales que, con tanto éxito, empujan al sufrimiento, no sólo emocional, sino también físico. Los dos aspectos, el físico y el mental-emocional, van unidos en la práctica del Yoga y de la Meditación, el uno puede ser la causa o el desencadenante del otro indistintamente. La Meditación y las prácticas meditativas del Hatha Yoga ofrecen el “despertar” de la conciencia que permite salir del estado alienante en el que se vive a lo largo del tiempo y ofrece la posibilidad de vivir y gozar cada instante con plena conciencia.

La Meditación tiene muchos beneficios por ejemplo; mejora la salud a todos los niveles, protege el sistema inmune y favorece la recuperación ante cualquier dolencia, reduce los factores de riesgo, la tensión alta y los síntomas de dolor. También ofrece recursos para reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, fortalece la mente, la centra y la equilibra. Facilita el sueño y mejora su calidad ayudando a la relajación en todos los niveles: físico y mental. Ayuda a conocerse a uno mismo, genera sensaciones de centramiento, desarrolla la conciencia e incrementa el amor a uno mismo.

la meditación

es la principal
práctica del Yoga

Prayanama

Una de las prácticas más refinadas del Yoga

Prana es la energía vital y Ayama alude a la gestión y canalización de dicha energía primaria. Los yoguis estudiaron durante siglos, numerosas posibilidades para poder modificar los estados de la mente y poder obtener no sólo una conexión mayor con uno mismo, sino una mayor salud y un mayor bienestar a través de la potenciación de determinadas formas de respirar. La respiración es el principal gesto humano de conexión con la vida. Por tanto, comprender la respiración, recuperar su buen funcionamiento y más tarde, aplicar técnicas determinadas con objetivos concretos, es una práctica muy avanzada con repercusiones en todos los ámbitos y aspectos de la persona.

Existen varios tipos de Pranayama:

  • Respiración Completa o Natural.
  • Técnicas de Respiración alterna para la obtención de un estado global equilibrado.
  • Técnicas que intensifican la inspiración para energizar el cuerpo y la mente.
  • Técnicas que incrementan la espiración para relajar el cuerpo y aquietar la mente.
  • Técnicas que enfatizan las apneas respiratorias para modificar el estado de la conciencia.
  • Otras técnicas más sofisticadas con objetivos concretos.

El canto o la recitación del Mantra es otra de las prácticas del Yoga. Su técnica ayuda a aquietar el mar, muchas veces agitado, de la mente. En ese desconocido mar que conforma la mente, se acostumbra a “nadar” solo en la superficie y también es frecuente moverse al son de las olas que empujan a todas las personas a responder desde los pensamientos que aparecen por inercia o por inconsciencia; aquellos que obligan a vivir una vida que pasa alocadamente, sin tener la oportunidad de estar y sentirse presentes. En lo más profundo de ese inmenso mar residen los conflictos, los miedos, las ansiedades, los apegos y todo aquello que causa sufrimiento.

Pero también ahí residen los mejores recursos que sirven para desarrollar el cultivo de la conciencia para poder darse cuenta de los propios pensamientos, las emociones, o los procesos a través de los cuales se responde a aquello que presenta la vida. El Mantra Yoga puede considerarse una potente herramienta para “viajar” o “atravesar” esas aguas mentales y llegar a sus profundidades.

Mantras

Su técnica ayuda a aquietar el mar, muchas veces agitado,
de la mente