Práctica de Hatha Yoga en la que se proponen todos los movimientos de la columna, prestando especial atención al alargamiento y a la torsión. La atención sobre la respiración y las sensaciones corporales está presente durante toda la sesión.