Esta secuencia aborda las posturas de torsión, teniendo en cuenta que son imprescindibles para la oxigenación de la columna vertebral. Los movimiento diarios y cotidianos, están compuestos por una multitud de giros, realizados en algunos casos de forma mecánica o inconsciente. Por ello en esta clase, gestionamos la preparación de las acciones articulares, cuidando especialmente la zona más vulnerable y donde no se aconseja la torsión: la zona lumbar. Material recomendado: dos mantas de yoga.